El amor tiene un millón de formas

Por todas las veces que te pones por mi lado de la cama para que cuando me acueste no este frío. Por todas las caricias en la nuca al pasar por mi lado. Por tus “todo va a ir bien”. Por cada abrazo inesperado. Por cada vez que me coges de la mano. Por tus sonrisas. Por esas miradas que me siguen haciendo cosquillas.

Por todo lo que he logrado conseguir estos años. Por todos los miedos superados. Por los fantasmas olvidados. Por sentirme bien en mi propia piel. Por saborear mis momentos de soledad. Por haber sabido encontrarme a mí misma. A mí primero.

Tú decides qué quieres atesorar en tu locket personalizado este San Valentín tanto si tienes pareja como si no, porque el amor tiene un millón de formas y el más poderoso empieza en ti y es para ti.

¡Feliz San Valentín!.

¿Buscas un {auto}regalo original, especial y bonito este San Valentín?