Sobre el proyecto

El primer camafeo que tuve me lo regaló mi madre cuando yo apenas era una niña. Lo rellené con un algodón empapado en colonia tal y como me recomendó ella, porque no tenía fotos que cupieran en aquel pequeño colgante de plata, pero de haberlas tenido, no las hubiera puesto. Con el tiempo, cambié el algodón por pétalos de flores, por algún cristal bonito que brillaba entre la arena negra de la playa, por una pequeña pluma, por cualquier objeto pequeñito que tuviera un significado especial para mí.

The Dreaming Bee es aquel primer camafeo que tuve mucho antes de siquiera saber lo que era un locket. Es ese deseo de poder llevar colgado del cuello mi amuleto, mi recordatorio, mi historia, mis miedos, mis momentos más especiales, todas las señales que el universo me ha regalado, las personas a las que más quiero...

The Dreaming Bee es un proyecto con corazón, donde cada pieza y cada detalle ha sido buscado y seleccionado con el mayor mimo. Pero no te confundas. The Dreaming Bee no es mío. Es tuyo.

Paula

Sobre el proyecto

El primer camafeo que tuve me lo regaló mi madre cuando yo apenas era una niña. Lo rellené con un algodón empapado en colonia tal y como me recomendó ella, porque no tenía fotos que cupieran en aquel pequeño colgante de plata, pero de haberlas tenido, no las hubiera puesto. Con el tiempo, cambié el algodón por pétalos de flores, por algún cristal bonito que brillaba entre la arena negra de la playa, por una pequeña pluma, por cualquier objeto pequeñito que tuviera un significado especial para mí.

The Dreaming Bee es aquel primer camafeo que tuve mucho antes de siquiera saber lo que era un locket. Es ese deseo de poder llevar colgado del cuello mi amuleto, mi recordatorio, mi historia, mis miedos, mis momentos más especiales, todas las señales que el universo me ha regalado, las personas a las que más quiero…

The Dreaming Bee es un proyecto con corazón, donde cada pieza y cada detalle ha sido buscado y seleccionado con el mayor mimo. Pero no te confundas. The Dreaming Bee no es mío. Es tuyo.

Paula​

Sobre el proyecto

El primer camafeo que tuve me lo regaló mi madre cuando yo apenas era una niña. Lo rellené con un algodón empapado en colonia tal y como me recomendó ella, porque no tenía fotos que cupieran en aquel pequeño colgante de plata, pero de haberlas tenido, no las hubiera puesto. Con el tiempo, cambié el algodón por pétalos de flores, por algún cristal bonito que brillaba entre la arena negra de la playa, por una pequeña pluma, por cualquier objeto pequeñito que tuviera un significado especial para mí.

The Dreaming Bee es aquel primer camafeo que tuve mucho antes de siquiera saber lo que era un locket. Es ese deseo de poder llevar colgado del cuello mi amuleto, mi recordatorio, mi historia, mis miedos, mis momentos más especiales, todas las señales que el universo me ha regalado, las personas a las que más quiero…

The Dreaming Bee es un proyecto con corazón, donde cada pieza y cada detalle ha sido buscado y seleccionado con el mayor mimo. Pero no te confundas. The Dreaming Bee no es mío. Es tuyo.

Paula